La gente de la Fundación Daniela Chappard en Sabas Nieves haciendo conciencia

  • La gente de la Fundación Daniela Chappard en Sabas Nieves haciendo conciencia
  • La gente de la Fundación Daniela Chappard en Sabas Nieves haciendo conciencia
  • La gente de la Fundación Daniela Chappard en Sabas Nieves haciendo conciencia

La filosofía de la Fundación Daniela Chappard está enmarcada en la necesidad de preservar la vida de los seres humanos.

Respetarse a sí mismo es respetar la vida.
Temer, no es suficiente.
Saber es esencial.
Educar es la clave.

Bernard Chappard

A principios de l990, después del éxito de su serie de fotografías y de su libro “Venezuela Alterada”, Daniela reunió a un grupo de amigos con la intención de crear una Fundación para ayudar a los seropositivos.
Es bueno recordar que en esa época, no había medicamento alguno, sí, el AZT cuyo uso no bien dosificado causó muchos estragos a la vez que alargó la vida de algunos que así pudieron acceder a las medicinas actuales.

No prosperó la idea.
Daniela era seropositiva pero no quería que nadie lo supiera.

Fue necesaria su muerte el 23 de Enero de 1996 para que su idea permitiera  hacer realidad la Fundación.

Importante es destacar ese hecho: sin la muerte de Daniela, el artículo que salió en Exceso en Abril del mismo año  que se encargó de hacer pública la causa de su muerte,
la Fundación no hubiera tenido sentido.
Empezamos a trabajar asociados con Artistas por la Vida.
Es interesante destacar que en las reuniones previas a la decisión de crear el “Centro”, siempre estuvo presente Feliciano Reyna.

De todo lo que se hizo en los primeros años, no quedan sino recuerdos confusos y ya deformados por los comentarios diversos que se oyen a diario.
A pesar de ellos, de los errores cometidos, de la enorme cantidad de dinero invertida, mucho se hizo.

Pero lo más importante, lo primordial, lo que está por encima de las atenciones médicas, los remedios y la compasión quedó olvidado.
Se trata del ser humano,
Se trata de la aceptación,
Se trata de atreverse a decir que se es portador del virus VIH,
Se trata de contar el porque de la infección,
Se trata de vivir sin rencor.
Y, por sobre todo terminar de una vez por toda con el rechazo, en todas sus manifestaciones!

Por eso el relato de la vida de Daniela.

Y ese relato, lo tenemos que proclamar más y más, es la Biblia de la Fundación Daniela Chappard.

Cuando Daniela en Julio de 1987 se supo portadora del virus, siguió teniendo una vida plena. El libro lo relata.
Siguió trabajando, amando, viajando, inventando negocios. Vivió plenamente hasta finales de 1995.

Lo único que ella no quería era que se supiera.
Y por eso sacrificó dos historias de amor. Huyó cuando le propusieron matrimonio.

Pero siempre protegió a sus hombres, ¡exigiéndoles usar un condón!

Unas semanas antes de su muerte, Daniela entendió que era absurdo negar una realidad y a todos sus amigos, ella dijo la verdad. Tuvo ese último valor después de vivir meses de desespero y sufrimientos.

Daniela inventó la Fundación, le dio sentido con su muerte pero también con su vida.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>